Historia antigua Cayo Lelio

Cayo Lelio  (Caius Laelius)

Cayo Lelio fue un político y general de la República romana. Amigo personal de Publio Cornelio Escipión el Africano, lo acompañó en sus campañas en Hispania (210 a. C. - 206 a. C.). Estuvo al mando de la flota romana en el ataque a Carthago Nova y de la caballería romano-númida en la Batalla de Zama, contribuyendo decisivamente en ambas victorias de Escipión.

Según algunos historiadores romanos, incluyendo Polibio, Lelio era amigo de Escipión desde su niñez; a pesar de todo, los orígenes de su familia son prácticamente desconocidos. Según Tito Livio, Lelio no procedía de una familia rica, ya que en 190 a. C., (el año de su consulado), pidió que se le concediera el mando de la campaña contra Antíoco III el Grande, con el fin de restaurar el patrimonio familiar. Polibio sugiere que Lelio y Escipión fueron compañeros desde sus comienzos en el ejército, ya que Lelio fue al parecer uno de los testigos del rescate del padre de Escipión, Publio Cornelio Escipión en una escaramuza en las inmediaciones del Río Ticino, a finales de 218 a. C.

Lelio acompañó a Escipión en varias expediciones entre los años 210 a. C. y 201 a. C., pero no recibió ningún nombramiento senatorial oficial hasta aproximadamente 202 a. C., año en el que fue elegido cuestor. La falta de reconocimiento de Lelio podía estar debida a la baja clase social de su familia o simplemente a la falta de riqueza e influencia política.

Campañas Militares 

Hispania (210 a. C. - 206 a. C.)

Durante su campaña en Hispania (210 a. C. - 206 a. C.), Lelio se convirtió en el segundo al mando de Escipión y el único al que éste confiaba sus planes para tomar la península. Lideró una fuerza de treinta barcos durante el asalto a Carthago Nova (Cartagena) en 209 a. C.. Se sabe que Cayo Lelio fue galardonado con una corona de oro por escisión debido a su contribución decisiva en la toma de Carthago Nova. Tras la toma de esta posición, Escipión delegó en Lelio la custodia de algunos de los rehenes más importantes y los envió a Roma para que transmitiera al Senado la noticia de la victoria. Tras la exposición de Lelio al Senado, la Cámara le dictó las órdenes para el joven general. Mientras el legado se encontraba en Roma, las tropas romanas invernaban en Tarraco, (208 a. C.).

Según Polibio, Lelio comandó el ala derecha del ejército romano en la Batalla de Baecula (Bailén), en 208 a. C., donde Escipión infligió una sonora derrota a Asdrúbal Barca, obligándole a retirarse al Norte de Italia. Escipión se pasó los dos años siguientes (208 a. C. - 206 a. C.) combatiendo a Magón, hasta que este se vio forzado a retirarse en 206 a. C.

Batalla de Zama (202 a.C.)

Durante el consulado de Escipión (205 a. C.), éste designó a Lelio como su ayudante en la provincia de Sicilia. Desde su base isleña, Lelio comandó una expedición contra Cartago mientras Escipión reunía tropas y suministros para una invasión a escala completa. El objetivo de la invasión era aliarse con el príncipe bereber Sifax y el príncipe númida Masinisa. A pesar de que los dos parecían dispuestos a aliarse con Escipión, Sifax cambió de parecer cuando Asdrúbal le ofreció la mano de su hija Sofonisba. Masinisa en cambio sí aceptó unirse a Escipión.

En 204 a. C., Escipión estaba preparado para invadir África. Tras varias escaramuzas, Escipión y Lelio consiguieron incendiar el campamento cartaginés. Sin embargo, los romanos no lograron persuadir a Sifax para que se uniera a ellos y la victoria no fue totalmente completa debido al temor que tenía Escipión por salvaguardar su flota.

En 203 a. C., Lelio derrotó finalmente al príncipe Sifax, al que capturó vivo tras la toma de la ciudad de Cirta. Tras su captura, Lelio envió al rehén a Roma junto con su hijo Vermina y otros notables.

En el año 202 a. C. se libró la Batalla de Zama, en la que Lelio prestó un servicio considerable a la victoria de Escipión. El cuerpo de caballería liderado por Lelio atacó a las fuerzas cartaginesas por la retaguradia causándolas grandes bajas. Entró finalmente en el Senado tras ser elegido cuestor gracias en gran medida a la reputación que se había ganado como lugarteniente de Escipión. Esta victoria supuso para Escisión el sobrenombre del Africano.

Carrera Política

En 197 a. C. Lelio fue elegido edil plebeyo y en 196 a. C. fue elegido pretor. Al año siguiente fue nombrado propretor y se le otorgó el gobierno de Sicilia. La elección de Lelio para estos cargos se debió a la influencia de su antiguo comandante. Sin embargo, esta influencia no sirvió para que Lelio fuera elegido para el consulado en 192 a. C. Lelio fue finalmente elegido cónsul en 190 a. C., junto al hermano pequeño de Escipión, Lucio Cornelio Escipión Asiático. Intentó sin éxito que el Senado le nombrara para combatir al rey Antíoco el Grande, sin embargo, la Cámara finalmente se decantó por Escipión Asiático. Lelio por su parte fue nombrado procónsul de la Galia Cisalpina y durante su estancia en el cargo se dedicó a organizar el territorio. Piacenza y Cremona fueron repobladas durante su gobierno.

Lelio tuvo un hijo con su mujer, cuya identidad se desconoce. Este hijo, llamado Cayo Lelio Sapiens, fue elegido cónsul en 140 a. C. Lelio, junto a muchos otros cónsules fue enviado como miembro de una delegación para negociar con el rey de Macedonia, Perseo (174 a. C. - 173 a. C.). En el año 160 a. C. proporcionó mucha información de primera mano al historiador Polibio. La muerte de Lelio debió suceder durante esta época, aunque se desconoce el año de su muerte.